Un equipo internacional de científicos encontró una forma de tomar imágenes de tejido de mama con alta resolución y en 3D reduciendo la dosis de radiación de rayos X.

El tejido de mama es particularmente susceptible a la radiación de rayos X así que por lo general no se utilizan escáneres de 3D en éste.